Tras la expectación por la llegada de polvo proveniente del Desierto del Sahara, el Gobierno de Nuevo León explicó que no se esperan efectos tan importantes como muchos suponen.

El pronunciamiento lo hizo la Secretaría de Desarrollo Sustentable a través de un comunicado, en donde explicó cómo se origina el fenómeno y cómo afectará a la zona metropolitana de Monterrey.

desplazamiento-polvo-sahara-golfo-mexico_245_0_614_382

Te puede interesar: El “ventarrón” de Monterrey de 2008

“Partículas muy finas de polvo y otros materiales se dispersan por todo el planeta desde el desierto del Sahara, debido a los vientos alisios (del este), viajando más de 7,500 kilómetros”, se explica en el documento.

En él se específica que este polvo contiene arena y aerosoles, y que estos últimos, a su vez, poseen hongos, virus, bacterias y materiales minerales.

Todo esto se da debido a tormentas formadas en el occidente de África, siendo un fenómeno que se da cada año entre marzo y junio.

Gráfica de la NASA en la que se refleja el flujo de polvo del Sahara.

Te puede interesar: La gran diversidad natural de la Sierra de Picachos

Pero a pesar de lo que han señalado algunos especialistas, el Gobierno estatal indicó que “con base en la información publicada por la NASA, el pronóstico meteorológico del Servicio Meteorológico Nacional, y las tendencias de las concentraciones de PM10 y PM2.5 medidas en las 13 estaciones de monitoreo de SIMA, podemos señalar que actualmente la arena del Sahara NO representa riesgo de incremento significativo en las concentraciones de partículas en Nuevo León”.

De igual forma, se estima que haya lluvias en en la entidad en los próximos días, lo cual reducirá aún más los efectos del polvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here