La controversia generada por el Instituto de Control Vehicular (ICV) de Nuevo León en meses pasados al evidenciar a automovilistas con adeudos de refrendo, colocando tarjetas con la palabra “VEHÍCULO CON ADEUDO” en las ventanas, ya tuvo consecuencias.

Y es que la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información (Cotai) inició una investigación al presentarse esa polémica y confirmó que el ICV hizo mal uso de los datos personales de los automovilistas.

“Se determinó que evidentemente el ICV incumplió con ciertos principios, como de finalidad, consentimiento, información y de licitud en materia de datos personales y de ahí que se hace la propuesta al Pleno para hacer una serie de recomendaciones e instrucciones para que adopte ciertas medidas”, detalló el comisionado presidente de la Cotai, Bernardo Sierra Gómez.

Ante esto, la Cotai le ordenó a Control Vehicular que no repita esas acciones y que corrija los procesos a fin de garantizar la integridad de la información personal de los automovilistas.

En específico se le indicó al Cotai que maneje los datos personales con la autorización de la persona en cuestión, además de que deberá emitir de nuevo los avisos de privacidad.

Dichas medidas deberán ser cumplidas en un plazo de no más de 10 días, en caso contrario se le aplicará al instituto una sanción administrativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here