Justin Trudeau hizo realidad la promesa que sugirió hace 2 años: legalizar el uso de la marihuana.

Este miércoles, Canadá y su primer ministro Justin Trudeau, harán historia al ser el primer país miembro del G-7 y segundo a nivel mundial, en legalizar el uso recreativo de la marihuana.

Hace dos años durante sus labores de campaña, el ahora líder de Canadá prometió a sus simpatizantes que trabajaría para hacer legal el cannabis.

Ahora, la nueva ‘Ley del Cannabis’ hace convencional fumar marihuana en espacios públicos, como si se tratara de un cigarro con nicotina.

La legislación establece que la marihuana, en una cantidad no mayor a los 30 gramos, se venderá a personas mayores de 18 años en las provincias de Alberta y Quebec y 19 años para el resto de las provincias canadienses.

Con el fin de fiscalizar las ventas, los usuarios podrán cultivar en casa hasta cuatro macetas de marihuana, esto es por residencia y no por persona.

Esto último no será permitido en las regiones de Manitoba, Newfounfland y Labrador, New Brunswick y Quebec.

Otros países ‘amigables’ con la marihuana.

Desde el año pasado, Uruguay fue el primer país a nivel mundial en legalizar el uso recreativo de la marihuana.

En Colorado, Estados Unidos, también es legal su consumo, mientras que en Holanda se permite sólo en los cafés y en porciones muy pequeñas.

Objetivos de la legalización

El ministro de Seguridad Fronteriza, Bill Blair, explicó que la lógica detrás de las de la legalización de la marihuana es “mantener a los menores de edad fuera del alcance del cannabis y los beneficios lejos de las manos criminales”.

Según un estudio oficial, 4 millones de canadienses se gastaron en 2017 cerca de 4 mil 400 millones de dólares en cannabis.

De esta cifra, sólo 570 millones de dólares se emplearon en la compra de marihuana para usos medicinales, algo que es legal en el país.

En este sentido, Canadá también busca con la ‘revolución verde’ alcanzar una alza económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here