James Cai, un asistente médico chino, de 32 años, fue la primer persona diagnosticada con coronavirus en Nueva Jersey.

En su entrevista con Susan Dominus del New York Times, James Cai, nos cuenta cómo fue su experiencia.

Todo empezó a finales de febrero, cuando fue a una conferencia médica en Time Square, Nueva York. En el cuarto día de la conferencia, marzo 2, empieza a toser, tiene fiebre y en general se siente mal, por lo que decide abandonar el evento.

james cai

Te puede interesar: El Condominio Acero: el inicio de la modernidad de Monterrey

Decide no ir a casa para no contagiar a su esposa e hija, pues aunque aún él no sabía que tenía coronavirus, decide no contagiarlas de la gripe o lo que sea que él creía tener en ese momento.

Su salud se empezó a deteriorar, así que decidió ir a una clínica a revisarse. En la clínica el doctor le comentó que de acuerdo a los resultados, puede tener una embolia pulmonar, que puede ser fatal. Por lo que decide ir a emergencias en el Centro Médico Universitario Hackensack.

Ahí le realizan un CT scan y se dan cuenta que puede tener coronavirus. Pero lo doctores lo minimizan y le comentan que por ser una adulto joven y sano, las posibilidades de que se vuelva mortal son mínimas.

Pero con el paso de los días, la salud de James se vuelve más crítica y hacen prueba de coronavirus. Mientras espera los resultados y su salud se deteriora, James consulta con colegas médicos en China, para obtener más información sobre síntomas y posibles tratamientos.

Mientras espera resultados, James se entera que el primer caso positivo de coronavirus en Nueva Jersey ha sido confirmado por el gobernador. ¡Y que él es esa persona!

A partir de ahí todo cambió. La atención cambió.

Se realiza otro CT scan y le confirman que tiene neumonía y que el 30 a 40 por ciento de sus pulmones está afectado. Él se pregunta, si esto pasó entre 3 y 4 días desde su primer chequeo, ¿qué pasará en los siguientes 3 o 4 días?

james cai

Un amigo residente en China le recomendó a James un tratamiento agresivo de terapia de oxigeno y además de esto pidió 3 medicinas antivirales experimentales: Kaletra chloroquine y remdesivir.

Con esto, se empezó a sentir mejor.

Aún no se sabe cuál de las medicinas hizo que mejorara, o si fue una combinación de algunas o de todas. Pero lo que se sabe es que mostró una increíble mejoría.

Actualmente James se encuentra en casa, recuperándose. Aún no al 100% pero ya en casa y fuera de peligro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here