El domingo 12 de mayo de 2019 no fue un día común, sino un día lamentable para la humanidad y es que se registró la más alta concentración de dióxido de carbono (CO2) en los últimos 800 mil años, al presentarse una concentración total de 415 ppm (partículas por millón) informó el Observatorio Mauna Loa de Hawai.

Esta sustancia es un gas de efecto invernadero, responsable de provocar graves daños al atrapar la radiación solar y dejarla en la atmósfera.

co2-contaminacion-cambio-climatico

Nota relacionada: Mala calidad del aire recorta en 20 meses la esperanza de vida

El CO2 es producido por las actividades cotidianas del ser humano, especialmente por la quema de combustibles fósiles (gasolina, diésel, entre otros).

“Ésta es la primera vez en la historia humana que la atmósfera de nuestro planeta ha tenido más de 415 ppm de CO2. No sólo en el tiempo del que tenemos registros, no sólo desde la invención de la agricultura hace 10 mil años. Desde antes de que existieran los humanos modernos hace millones de años. No conocemos un planeta como este”, señaló a través de su cuenta de Twitter el meteorólogo Eric Holthaus.

Los efectos del CO2 en el planeta son sumamente graves, los cuales se ven reflejados en el aumento de la temperatura global, factor que impulsa el cambio climático, el que a su vez provoca la evaporación de glaciares, calor extremo, aumento notable del nivel del mar y desaparición de especies de flora y fauna.

contaminacion-ambiental-onu

Mientras tanto, la escalada de contaminación y proliferación de gases de efecto invernadero parecen no tener fin.

Ya que mientras que los activistas y especialistas alzan la voz (a veces sin ponerse de acuerdo), las empresas y la población en general seguimos contaminando el planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here