Ubicado en el centro de Monterrey, en la calle Zaragoza, el Condominio Acero es un icono arquitectónico, siendo considerado el primer rascacielos de la ciudad. Fue inaugurado el 9 de noviembre de 1959, convirtiéndose en el primer edificio de condominios realizado en el norte de México.

Tuvo su obra y diseño por parte de los arquitectos Ramón Lamadrid R. y Mario Pani Darqui, respectivamente. El propio arquitecto Lamadrid explicó en un documento fechado en enero de 1996 el por qué la importancia de construir un edificio de condominios en Monterrey:

“En el año de 1954, Monterrey sufría una gran carencia de locales propios para oficina debido al gran auge económico del momento. Los únicos edificios grandes que existían construidos con este fin eran el edificio La Nacional y el edificio Chapa, por lo que una buena cantidad de casas estaban ocupadas y seguían ocupándose como sede de negocios, provocando una carencia y un encarecimiento de las casas rentables para habitación”.

En la década de los 50´s, el régimen de condominio era prácticamente nuevo en México y sólo se tenía conocimiento de una ley promovida en el Distrito Federal con la integración de la compañía Condominio, S.A. En base a eso, se busca promover la ley en Monterrey con el objetivo de crear una obra más grande.

La ley promovida en Monterrey es aceptada e inicia el camino de más de dos años para crear el Edificio Banco Popular, primer nombre que se le dio a Condominio Acero Monterrey.

Los arquitectos Ramón Lamadrid R., Mario Pani Darqui y Salvador Ortega Flores, fueron los encargados de determinar la altura óptima económica en un edificio con estructura de acero, considerando las posibilidades de venta de esa época . El resultado fueron 20 pisos y dos sótanos.

El 10 de mayo de 1957 inició la construcción del edificio Condominio Acero Monterrey, cuya entrega se realizó tres meses antes de lo estipulado, siendo inaugurado el 9 de noviembre de 1959.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here