El explosivo desarrollo urbano de Monterrey que dio durante el siglo pasado acabó con muchas de las construcciones más bellas y antiguas de la ciudad, pero de las que aún permanece en pie se encuentra la Catedral Metropolitana de Monterrey.

Este recinto se encuentra en el corazón de la Sultana del Norte, sobre la venida Juan Zuazua, entre las calles Abasolo y Padre Raymundo Jardón.

Catedral-monterrey

Su historia se remonta al año 1612, cuando se buscaba crear una parroquia ideal para la ciudad. La falta de recursos económicas y otras vicisitudes no permitieron en forma el inicio de la construcción sino hasta 1663, ya que antes de esto se hicieron intentos de levantar una parroquia pero estos no tuvieron resultados.

Pero las dificultades continuaron y los fuertes chubascos que acostumbran a caer en Monterrey y accidentes hicieron estragos en los intentos de construcción, al grado de que en 1709 tuvo que ser reconstruida.

Afortunadamente las cosas comenzaron a mejorar y ya para 1783, fray Rafael José Verger, obispo de Linares, ordenó “la dignificación de la vieja parroquia, para que haga las veces de catedral”, lo que aceleró los trabajos de construcción de la iglesia.

catedral-metropolitana-de-monterrey

Este hecho se sumó a la decisión de la Corona de cambiar la sede del Obispado de Linares a Monterrey, lo que fortaleció la idea de convertir en catedral a la parroquia del centro de la ciudad.

Así, en 1791 se culminó la construcción de las últimas 3 bóvedas, las capillas laterales y arcos, lo cual llenó de júbilo a los regiomontanos de esa época que vieron materializado el sueño de contar con una iglesia monumental.

catedral-metropolitana-de-monterrey-1

Te puede interesar: Los güeros de Allende y Santiago: ¿descendientes de un batallón francés?

Después de esto se realizaron más obras de embellecimiento y de fortalecimiento de las estructuras de la catedral, destacando sus acabados barrocos tanto en la fachada como en el interior. Incluso un reloj fue colocado en su estructura.

No fue sino hasta el 4 de junio de 1833 que la catedral fue consagrada por el obispo José Belaunzarán y Ureña a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Posteriormente fueron mejorados los altares, se cambió el piso y se levantó una torre de tipo neoclásico, construcción que duró de 1891 a 1899.

Catedral de Monterrey: sede de eventos históricos

Catedral-monterrey-3

Pero la riqueza cultural de la Catedral Metropolitana de Monterrey no se limita a su arquitectura y a las obras de arte sacro que posee, sino a las historias que se han desarrollado en ella.

En la linda iglesia regiomontana se han desarrollado historias que muchos ni se imaginan.

¿Sabías que en la catedral se efectuó la boda del general Ignacio Zaragoza? En efecto, Zaragoza habitante de Monterrey desde su adolescencia se casó con una regiomontana, Rafaela Padilla. La peculiaridad de este enlace matrimonial es de que el general se tuvo que ir a combate y para no suspender la boda, envió como su representante a su hermano, quien estuvo en el altar en su lugar junto a Rafaela.

Ignacio_Zaragoza

Te puede interesar: Los terribles accidentes en Fundidora Monterrey

Por otro lado, durante la Invasión de Estados Unidos en 1846, la catedral sirvió como fuerte de las tropas mexicanas que hicieron resistencia a las fuerzas norteamericanas.

estados-unidos-batalla-monterrey

En 1990, el Papa Juan Pablo II llegó a este lugar para hacer oración, durante su segunda visita a Monterrey.

juan pablo II

La hermosa Catedral Metropolitana de Monterrey fue testigo de estas y otras anécdotas, es sin duda, un espacio lleno de historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here