Esto según una investigación realizada por especialistas de la Universidad de Texas.

Todos sabemos que el estrés es fuente de males, pero pocos podemos encontrar la manera de evitarlo o controlarlo, pero vaya que deberíamos lograrlo, puesto que se acaba de confirmar que este mal podría provocarte graves daños cerebrales.

En efecto, especialistas de la Universidad de Texas, Estados Unidos, demostraron tras una investigación que el estrés está fuertemente asociado con la pérdida de la memoria y el encogimiento del cerebro, y que ambos padecimientos se presentarían antes de los 50 años de edad.

Sobre esto, la profesora Sudha Seshadri, encargada del proyecto de investigación señaló que “al parecer, los niveles altos de cortisol, una hormona del estrés, predicen la función cerebral, el tamaño del cerebro y el desempeño en pruebas cognitivas”.

“Descubrimos que podía notarse pérdida de la memoria y encogimiento del cerebro en personas relativamente jóvenes, mucho antes de que se pudieran notar síntomas”, agregó la investigadora.

El cortisol, el mal detrás del estrés

El cortisol es una de las hormonas claves generadas por el estrés, la cual prepara al cuerpo “pelear o huir”. Es producida por las glándulas suprarrenales, para preparar al cuerpo para responder ante una amenaza y activar el instinto de supervivencia.

Cuando termina el evento que la genera, los niveles de cortisol deberían bajar, pero si tu cuerpo sigue tensionado todo funcionará mal, provocando ansiedad, depresión, enfermedades cardíacas, dolores de cabeza, aumento de peso, problemas para dormir y problemas de memoria y concentración.

El estrés y la pérdida de la memoria

La investigación de la Universidad de Texas encontró una relación entre el cortisol y el riesgo de desarrollar demencia, en personas de 48 años en promedio.

Se determinó que las personas que tenían los niveles más elevados de cortisol tenían la mayor pérdida de memoria.

El estrés afecta la estructura cerebral

Se encontró también que los niveles altos de cortisol favorecen daños estructurales en las partes del cerebro encargadas del flujo de la información a través del órgano (corona radiante) y entre los hemisferios (cuerpo calloso).

También hallaron los investigadores una reducción notable del encéfalo, parte responsable del pensamiento, las emociones, el habla y las funciones musculares..

El volumen cerebral promedio de las personas que tenían niveles altos de cortisol fue del 88.5% del volumen encefálico total, a diferencia del 88.7% de las personas.

Así que ya sabes, busca la manera de controlar y canalizar las cargas de estrés, tu cerebro te lo agradecerá.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here