El Gobierno de Estados Unidos ordenó al Servicio Secreto que dé protección a la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Esta disposición se tomó luego de que la portavoz tuvo un incidente en un restaurante de Virginia, la semana pasada, en el que fue echada del local por pertenecer al Gabinete de Trump.

Al respecto, la cadena NBC obtuvo información que indica que el dispositivo de seguridad que aplicará el Servicio Secreto con Sanders será temporal y se dará específicamente en el domicilio de la funcionaria.

Este incidente se suma a otros similar que protagonizó Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, quien fue increpada por un grupo de latinos en un restaurante.

Estos eventos se dan en medio de la peor crisis política del Gobierno de Trump, tras el escándalo generado por la separación de niños inmigrantes de sus padres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here