De nueva cuenta un error en el etiquetado de productos obligó a una tienda de autoservicio a rematar un producto.

En este caso, una sucursal de Bodega Aurrera de Chihuahua tuvo que rematar 35 televisores de plasma a 3.29 pesos cada uno.

Luego de que algunos clientes se dieron cuenta del error, aprovecharon para hacer la respectiva compra, a lo cual la tienda no se negó y condicionó la venta de los productos a uno por familia, detalló la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en esa entidad.

La voz se corrió rápidamente y la situación estuvo a punto de salirse de control, por lo que la gerencia de la tienda decidió cerrar las puertas generando la molestia de cientos de clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here