Japón vive una de los peores desastres naturales de los últimos años, gracias a las intensas lluvias que han caído de manera constante desde el pasado lunes, dejando un saldo de 112 fallecidos.

Se espera que el saldo fatal aumente, puesto que además se reportan 78 desaparecidos.

Las autoridades han redoblado los esfuerzos, evacuando a cerca de 20 mil personas, sobre todo de la región suroeste, en las ciudades de Hiroshima y Ehime.

Las torrenciales precipitaciones provocaron inundaciones de hasta 3 metros de altura, desbordamientos de ríos, deslizamientos de tierra, destrucción de viviendas y caminos, afectando además la red de servicios básicos.

Cerca 77 mil personas trabajan en las labores de rescate, todos ellos pertenecientes al Ejército, Policía y Departamento de Bomberos.

Ante la magnitud de la situación, se estima que la cantidad de muertos aumente con el paso de las horas.

Esta es la peor tragedia meteorológica desde el 2011, cuando el tifón Talas dejó un saldo de 98 muertos en la zona central de Japón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here