La intensa tormenta de polvo dejó que los paneles solares dejaran de obtener energía.

Son ya más de dos semanas desde que la NASA perdió contacto con el “Opportunity”, robot enviado a Marte desde el 2004 como parte de una misión de exploración.

“El silencio” del rover se debe a que quedó en medio de una intensa tormenta de polvo que se encuentra en el “planeta rojo” desde mediados de junio.

Y es que el “Opportunity” funciona a través de paneles solares, los cuales no están siendo alimentados bajo las condiciones que prevalecen por la tormenta de polvo.

El otro rover que se encuentra en Marte, el “Curiosity”, no tiene este problema puesto que opera con energía nuclear.

Ray Arvidson, investigador principal de la misión Mars Exploration Rovers de la NASA, declaró que lo más probable es que “el ‘Opportunity’ esté en un modo de bajo consumo en el que el receptor se despierta, comprueba su potencia y, si está demasiado bajo, vuelve a dormirse nuevamente”.

Lo que esperan es que cuando la tormenta disminuya el rover despierte y envíe una señal de que está bien y cargue energía solar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here