El paso del huracán “Alex” en julio de 2010 fue devastador para Nuevo León.

Fue un claro ejemplo que se debe tener respeto al cauce del Río Santa Catarina y debe evitarse por cualquier forma la instalación de estructuras que impidan el flujo natural del agua.

Hay que recordar que la tragedia pudo ser peor de no ser por la cortina Rompepicos que contuvo los escurrimientos de las lluvias provocadas por el ciclón.

Pese a ello, la corriente del Santa Catarina arrasó con todo a su paso, desde las canchas del Parque Río ubicadas casi llegando al cruce de la avenida Gonzalitos o los puesteros del Puente del Papa y el campo de golf casi llegando a Félix U. Gómez.

El nivel del agua alcanzó algunos puntos de las avenidas Constitución y Morones Prieto, lo que provocó que el gobierno de Rodrigo Medina realizara adecuaciones con el conocido “Pa’ allá, Pa’ acá”.

Luego de varios años se estableció que no se podría construir dentro del Río Santa Catarina y los únicos trabajos serían de investigación.

El verde panorama comenzó a ser tema pues de acuerdo con varios especialistas y ambientalistas, el río comenzó a regenerarse, al grado que incluso se han encontrado diversas especies a lo largo de su cauce.

Pese a ello, han surgido proyectos que buscan establecerse en el río, mismos que han tenido el rechazo de la sociedad.

Incluso, se pretendía realizar una consulta pública que finalmente fue rechazada.

A través de las redes sociales, los usuarios defienden al río que actualmente representa el pulmón más grande para la contaminada zona metropolitana de Monterrey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here