Un niño de nueve años decidió terminar con su vida al no soportar el bullying del que era víctima por parte de sus compañeros de escuela tras confesarles que le gustaban los niños del mismo sexo.

Su nombre era Jamel Myles, y según el relato de su madre, Leia Pierce, el menor regresó el lunes a clases en la escuela primaria Joe Shoemaker, en Denver, Estados Unidos y el jueves apareció muerto en su casa.

De acuerdo con Pierce su hijo le había contado en el verano que era gay y que “estaba muy asustado cuando me dijo” a lo que ella le respondió que de cualquier forma ella lo seguía amando.

Al parecer la confianza que le había dado su madre le dio el valor a Jamel para compartir su orientación sexual con sus compañeros, pero la respuesta de estos no fue lo que él esperaba pues comenzaron a burlarse y decirle que debería matarse.

El menor le contó lo que sucedía a su hermana mayor, pero Leia lamenta que su hijo no haya acudido a ella, dijo al canal de televisión Fox 31 de Denver.

Ante lo ocurrido las autoridades del distrito escolar aseguraron que la Joe Shoemaker recibirá a un grupo de trabajadores sociales y un equipo de crisis para atender a los estudiantes.

Sin embargo la madre de Myles considera que los niños involucrados deben entender que lo que hicieron con su hijo estuvo mal y sus padres deberían asumir alguna responsabilidad.

Asimismo Lei Pierce insistió en compartir su testimonio para invitar a tomar conciencia sobre el peligro del bullying y hacer algo para evitar que su historia se repita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here