Dentro del nuevo Sistema Estatal Anticorrupción, todos los fiscales cuentan con autonomía, menos Ernesto Canales quien es el encargado de llevar el caso en contra del ex gobernador Rodrigo Medina.

“Él no es autónomo, él depende del Fiscal Anticorrupción, esta es una unidad que depende de la Fiscalía Anticorrupción. Es un área más, es un departamento más que viene a sumar el trabajo del Fiscal Anticorrupción”, dijo Yanira Gómez, Presidenta de la Comisión Anticorrupción del Congreso.

Hasta la creación de la Fiscalía General, Canales era el Subprocurador Anticorrupción, pero ahora es el “jefe” de la Unidad de Transición.

Aunque la legisladora aseguró que dentro de la Ley Orgánica de la Fiscalía General se establece que esa unidad no depende de la Fiscalía Anticorrupción.

“Sus resultados serán evaluados por el Fiscal General, quien deberá emitir un dictamen sobre sus resultados y la conveniencia de su subsistencia y, en su caso, los plazos de ésta… De estimarse innecesaria o injustificada la existencia de dicha Unidad, se declarará disuelta”.

El coordinador de la bancada panista, Arturo Salinas, contradijo lo dicho por su compañera legisladora.

“Esta unidad especializada anticorrupción o Unidad de Transición depende del Fiscal General”.

Fue este martes que los Diputados de la comisión aprobaron la instalación de la unidad en la que los casos de la antigua Subprocuraduría Anticorrupción quedaron en segunda instancia; juicios orales o en vinculación por proceso.

Canales deberá informar en un año sus avances, aunque el Fiscal General, Gustavo Guerrero tiene la facultad de hacerla desaparecer en cualquier momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here