Las protestas al interior de los Penales del Topo Chico y el Cereso de Apodaca, por malos tratos de autoridades penitenciarias, lograron su cometido, pues ayer se anunció el despido y la renuncia de dos funcionarios.

Rosa Manuela Félix, comisaría general de la Agencia de Administración Penitenciaria, renunció a su puesto.

El Gobierno del Estado, a través de un comunicado de prensa, señaló que su salida obedece a motivos personales.

Por otro lado, Genaro Sánchez, alcaide del Penal del Topo Chico, fue despedido del cargo sin que se explicaran los motivos del por qué.

El pasado viernes, varios reos de ambos Penales se coordinaron para realizar protestas en los techos de las prisiones de hombre y mujeres, donde con mantas y gritos exigieron que ambos funcionarios fueran cesados.

En las mantas acusaron a los exfuncionarios de estar ligados a cárteles de la droga.

Se designó a Sergio Humberto Román Robles como responsable de la Comisaría de la Agencia de Administración Penitenciaria, quien era Coordinador Jurídico de la Agencia.

A Sergio Javier Ramírez Meléndez, se le encargó el despacho de la Alcaldía del Topo Chico, antes fungía como Subdirector Jurídico en el mismo centro penitenciario estatal.

-En el Penal de Cadereyta, el 10 de octubre del 2017, la protesta de algunos reclusos provocó la muerte de 16 reos y dejó una decena de heridos.

-El 19 de junio del 2017 un grupo de internos se quejó por el traslado de 38 reclusos a otros centros penitenciarios, dejando daños en las cámaras de seguridad.

-Varios presos del Penal de Cadereyta protestaron el 27 de marzo del 207 por los estrictos controles para el acceso a visitas, tres reos mueren.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here