Diputados de la bancada independiente, en el Congreso de Nuevo León, han propuesto que publicar fotografías íntimas en internet, sin el consentimiento de su protagonista, sea motivo de cárcel.

“A quien divulgue sin consentimiento o autorización, alguna fotografía, imagen, audio o video de contenido erótico o sexual, de una persona con la que haya mantenido una relación de confianza, afectiva o sentimental, afectando su intimidad se le sancionará con una pena de prisión de seis meses a tres años y de 800 a 2 mil días de salario mínimo de multa”, dictó el legislador Jorge Blanco.

De esta forma quedaría el nuevo artículo 353 del Código Penal del Estado, que se incluiría en el Capítulo 6, titulado: “Ataques a la dignidad y a la intimidad de la persona”.

De esta forma se homologaría la ley local a las reformas aprobadas recientemente en el Senado de la República, el 15 de diciembre pasado.

La pena incrementaría cuando la víctima sea menor de 18 años, o si no cuenta con la capacidad de comprender el hecho o resistirlo.

Aunque en Nuevo León, los legisladores contemplan un castigo más severo cuando el culpable sea un funcionario público, pues plantean que se le agregue un tercio de la pena, además de la destitución de su cargo.

El Congreso reconoció, hasta el 2003, la suplantación de identidad como un delito; y la actual Legislatura penalizó, en el 2016, el acoso por internet.

Blanco aseguró que con esta reforma, todas las áreas que involucran a la dignidad personal a través de las redes sociales, quedarían cubiertas por el Legislativo.

La propuesta fue turnada a la Comisión de Seguridad y Justicia, encabezada por el diputado panista Marcelo Martínez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here