Un hecho llamativo ocurrió este fin de semana en la Isla del Padre, localizada en aguas de Texas, luego de que un pescador logró atrapar un tiburón martillo de 4.3 metros de longitud.

El pescador texano, Poco Cedillo fue el encargado de esta pesca sui generis, la cual generó expectación en ese estado.

El escualo murió minutos después de ser sacado del agua por el cansancio, a pesar de que los pescadores intentaron reanimarlo por espacio de 40 minutos para regresarlo al mar.

Esto le causó sentimientos encontrados al pescador, ya que afirmó que él siempre regresa al agua a sus presas.

“Esta es la completa y honesta verdad, amigos míos. No le debo a nadie una disculpa por esto, pero sentí que tenía que decir exactamente qué sucedía y cerrar los rumores. La gente que me conoce sabe que libero a todos los tiburones que atrapo, así que esto me duele”, expresó Cedillo en su cuenta de Facebook.

Al confirmar que ya nada se podía hacer por el tiburón, los pescadores refrigeraron la carne del pez para aprovecharla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here