Al menos cinco personas han muerto y alrededor de 20 han resultado heridas este lunes durante los severos incendios que empezaron a presentarse en Grecia, desde la mañana de este lunes.

El fuego ha alcanzado en su paso a cientos de viviendas, ocasionando la evacuación de varias poblaciones y la declaración del estado de emergencia en dicho país.

A raíz del incidente, el primer ministro griego, Alexis Tsipras adelantó su regreso a Grecia desde Bosnia-Herzegovina para gestionar la situación y dio a conocer el esfuerzo de los expertos para que, pese a las condiciones climáticas, se puedan controlar los distintos focos que se esparcen por el territorio.

Sobre este esfuerzo, cabe señalar que centenares de bomberos continúan intentando controlar los sietes grandes incendios que iniciaron a desarrollarse desde la mañana y que aún están descontrolados por los fuertes vientos de hasta fuerza siete en la escala de Beaufort.

Uno de ellos, originado este mediodía a unos 50 kilómetros de Atenas, provocó la evacuación de tres pueblos y el cierre al tráfico durante 17 kilómetros de la autopista de Olympia, que conecta la capital con el Peloponeso, para prevenir que conductores quedaran atrapados, pues las llamas están muy cerca del asfalto.

Otro, en el este de Ática, atrapó a varios bañistas y conductores que pudieron estacionarse a un costado del fuego, antes de que éste los alcanzara.

De acuerdo con estimaciones de la Policía, citadas por la televisión pública griega, ERT, alrededor de 300 personas se encuentran en sus casas en varios pueblos de esa zona, sin poder salir de las mismas, a causa de las llamas situadas cerca de sus hogares.

Desde una de esas playas, en Rafina, un grupo de turistas daneses presa del pánico decidió echarse al mar y dos de ellos han sido rescatados a una milla náutica de la orilla, mientras la guardia costera griega continúa buscando a los demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here