Nuevo León es el primer estado eco-friendly en el norte del país que prohíbe bolsas de plástico de un solo uso en tiendas de autoservicio y centros comerciales, una legislación que hasta el momento sólo existía en la Ciudad de México.

En fechas recientes la metrópoli presentó altos niveles de contaminación en el aire, lo que generó una precontingencia ambiental, y en calles del Centro de Monterrey se recogieron más de 25 toneladas de basura un día después de Navidad.

En este contexto, el Congreso local aprobó reformar la Ley del Medioambiente para prohibir las bolsas de plástico que son usadas en supermercados y establecimientos similares con el fin de hacer del estado uno más sostenible.

La iniciativa busca proteger la ecología al restringir la venta, uso o dádiva de cualquier bolsa de plástico en los centros comerciales, tiendas de autoservicio, mercados y similares que estén fabricados con diversas variantes de polietileno.

Se acordó que la medida se implementaría de forma gradual para que las empresas puedan eliminar el inventario que ya tenían en bodegas para no afectarlos.

Así, Nuevo León y la Ciudad de México son las únicas entidades del país que tienen este tipo de legislación amigable y respetuosa para mantener el equilibrio ambiental.

México no es el único país que lucha contra la contaminación global, pues España, Estados Unidos, Irlanda, China, Australia y Argentina también se han sumado a este tipo de iniciativas encaminadas a mitigar los índices de contaminación.

Por ejemplo, en Inglaterra el consumo de bolsas está regulado, ya que si un consumidor va a un supermercado debe pagar cinco peniques por cada una, recaudación que es destinada por el Gobierno británico en obras de caridad.

No es la primera vez que los regios tienen que optar por este tipo de medidas ecológicas, pues en 2011 tuvieron que llevar sus propias bolsas o pagar 25 centavos de dólar por cada una cuando viajaron a Brownsville, Texas, para hacer compras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here