Este lunes el municipio de Monterrey desalojó por la noche a los puesteros que estaban instalados en la Macroplaza, pero el Gobierno estatal decidió extenderles su permiso para instalarse.

La Dirección de Comercio, con apoyo de la Secretaría de Servicios Públicos y policías municipales, había retirado a los vendedores de la asociación Artesanos de México, informó Genaro García, Secretario de Ayuntamiento.

Dijo que la mercancía fue decomisada y que se levantaron infracciones por ocupar la vía pública.

Aunque no tuvieron permiso por parte del Municipio, la agrupación se ubicó desde enero, con un permiso estatal, en la zona de la Macroplaza que se administra por Monterrey y que no permite el comercio.

El Juez Tercero de distrito en Materia Administrativa, Iván Milán Escalera, dictó que el permiso había vencido el pasado 22 de febrero, por lo que el Municipio actuó.

Aunque de poco sirvió, porque los comerciantes regresaron mostrando un nuevo permiso que expidió Nancy Onofre, titular de la Dirección de Patrimonio del Estado, con nuevas fechas que abarcan del 23 de febrero al 2 de abril en el paso peatonal que se ubica sobre Morelos, Padre Mier y Zaragoza.

La Administración estatal señaló que revisarán el caso jurídicamente pero sin explicar cuáles fueron las razones por las que se otorgó el permiso.

Por su parte, Daniel Guillén, abogado, expresó que el lunes interpuso una demanda ante la Subprocuraduría Anticorrupción contra Onofre por el ejercicio indebido de funciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here