De acuerdo con datos proporcionados por la propia Secretaría de Infraestructura, la inversión estatal presupuestada para este año descendió un 54 por ciento con respecto a 2017, pues el presupuesto estatal para este ramo será de apenas 2 mil millones.

El titular de infraestructura, Humberto Torres, dijo que para completar el monto de inversión de este año, van a tener que hacer uso del techo financiero de endeudamiento que ya avaló el Congreso local. En 2017 se destinaron 4 mil 350 millones para inversión.

“El crédito lo tenemos que bajar, no hay otra manera de poder resolver e invertir en obra”, expresó Torres. “Ya está autorizado por el Congreso y está dentro del presupuesto estatal”.

El techo financiero que avalaron los Diputados locales para este año asciende a 2 mil 550 millones de pesos; del total de los recursos se planea asignar mil millones para obra pública y los otros mil millones serían invertidos en equipamiento en materia de seguridad.

También se tiene en planes la ampliación del Penal de Apodaca, con un costo de 600 millones, por lo que el Estado destinaría 300 del presupuesto actual, y 300 que quedaron del año pasado.

El Secretario comentó que el monto también aumentará con los fondos federales que llegarán debido a varios proyectos carreteros, educativos e hidráulicos; en total el Estado contará con 6 mil 500 millones para el 2018, cantidad que es menor a la que el mismo funcionario declaró en junio pasado que invertirían en todo el 2017.

La conclusión de los hospitales de Montemorelos y Sabinas Hidalgo, la Línea 3 del Metro, el arranque de la Presa La Libertad y obras de infraestructura educativa, así como mantenimiento carretero son los proyectos con recursos federales que se contemplan para el año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here