Varios juzgados en Alemania han aprobado vetar a los automóviles de las calles como parte de los esfuerzos para reducir la contaminación de las áreas urbanas. Una decisión que afecta a las empresas manufactureras de vehículos y de diesel en todo el país.

Otros países de Europa han tomado cartas sobre el asunto de la contaminación, tratando de reducir los vehículos que usan el diesel como alimento, pero Alemania siempre ha sido sinónimo de tecnología. un país en el que circulan más de 15 millones de automóviles que las empresas han buscado en convertir a “amigables con el ambiente”, usando modernos softwares en sus carros para que pasen los exámenes de emisión de gases.

Los activistas en pro del cuidado del planeta han dado la bienvenida a la propuesta de las Cortes Federales, que se ha enfocado en limitar la emisión de gases en la ciudad de Stuttgart, generando un precedente para las demás ciudades.

Algunos han predecido que para el otoño éste veto podría llegar a otras ciudades, varias empresas y ciudades consideran que ésta regulación será determinante para conocer su efecto sobre el planeta.

La regla que ha sido nombrada como “proporcional” estipula que sólo aquellos modelos que sean muy viejos y generen la mayor cantidad de emisiones podrán ser propensos a la prohibición, así como otras consideraciones que deberán ser tomadas en cuenta, pero las empresas manufactureras han advertido que dejar que las Ciudades marquen sus propias reglas puede ser confuso para los conductores.

“Volkswagen acepta la decisión tomada por la Corte Federal Administrativa, pero no termina de comprenderla”, señaló la compañía en un comunicado, agregando que “así como millones de conductores” y que no es completamente claro cómo es que se tomará esa decisión.

La organización Deustche Umwelthlife ha comenzado acciones legales, aplaudiendo la regulación como una clara victoria para las docenas de residentes de las Ciudades alemanas, quienes sufren de problemas respiratorios y otros problemas de salud causados por la contaminación.

“Los días en el que las ciudades se inundan con contaminación han llegado a su fin”, dijo Jürgen Resch, el director de la organización. “Estos vehículos ya no tienen cabida en nuestras ciudades”.

Frustrados por el poco progreso que se ha dado para mejorar la calidad del aire en más de 70 países con los niveles de contaminación más altos, el grupo de abogados ha comenzado varias acciones en contra de los gobiernos locales, demandando que han “congelado” el mejoramiento del aire establecido por la Unión Europea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here