A poco más de nueve meses de la masacre ocurrida en Las Vegas, MGM Resorts, la compañía propietaria del hotel desde donde se dio el ataque, interpuso una demanda contra más de mil víctimas de este hecho.

Con esta estrategia legal, la empresa hotelera busca evitar responsabilidad legal en cuanto a la seguridad brindada en el hotel Mandalay Bay, desde donde un sujeto llamado Stephen Paddock asesinó a 58 personas y lesionó a ciento más, al disparar desde la ventana de su habitación durante un festival musical efectuado el 1 de octubre.

En su demanda, MGM argumenta en su denuncia que no puede ser responsabilizada de ninguna manera por las lesiones y muertes ocurridas, puesto que contó con todas las medidas de seguridad establecidas.

La compañía argumentó que incluso cuenta con certificaciones del Departamento de Seguridad Nacional, por lo que cualquier demanda en su contra debe ser rechazada.

Robert Eglet, abogado de varias de las víctimas, fue quien hizo público este caso, señalando que nunca había visto “algo más indignante que demandar a las víctimas en un esfuerzo para encontrar un juez que les guste”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here