Alberto Sada, representante legal de vecinos del Fraccionamiento Antigua, exigió que el municipio de Monterrey no autorice ningún proyecto de construcción en el predio de la Torre Vía y debe declararlo no urbanizable.

Esta construcción ocasionó el derrumbe de cuatro viviendas en Antigua, con un saldo de un matrimonio fallecido, el pasado 22 de noviembre.

“Queremos que sea considerado como un terreno no urbanizable”, manifestó el abogado, “que se considere que es un área inundable, por los antecedentes que tiene el terreno, y que se considere como no urbanizable; que no se vuelva a poner ningún ladrillo encima ni se vuelva a hacer ningún pozo en el futuro”.

A pesar de que el municipio regiomontano canceló el proyecto, la empresa constructora puede presentar un nuevo plan que sería sometido a estudios para su aprobación.

Sada señaló que ya cuentan con una estrategia legal en caso de que se intente activar algún proyecto de construcción en dicha zona.

“Estamos preparados, para el dado caso de que vuelvan a ingresar otro proyecto, otro expediente administrativo en Desarrollo Urbano, para combatir ese permiso y que el municipio resuelva que no es factible expedir otra licencia de uso de suelo y construcción”, expuso.

“No queremos que antes de que termine la administración se expida un permiso ‘al cuarto a las doce'”.

Agregó que el predio ya está impactado.

“Para efectos comerciales y de desarrollos vale cero pesos”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here