Después de que en días pasados varios funcionarios públicos, precandidatos y candidatos a puestos de elección popular invitaran a los ciudadanos a ver el último capítulo de la serie “Dragon Ball Super”, la empresa propietaria de los derechos prohibió su reproducción en lugares no autorizados.

Mediante su página de Facebook, Toei Animation informó el capítulo 130 no esta inmiscuido con ninguno de los eventos y que la reproducción del capítulo serán consideradas como ilegales, ya que incitan a la piratería al violentar la ley de derechos de autor.

A través su página de Facebook Toei Animation emitió un comunicado en donde señala que el capítulo 130 no apoya ni patrocina ninguno de los eventos además que las transmisiones serán consideradas como ilegales además que incitan a la “piratería” por violentar la ley de derechos de autor.

“Anuncio oficial: Para los espectadores y los fans de dragon ball.

“Nos hemos dado cuenta de los planes para exhibir el episodio número 130 de nuestra serie dragon ball super en estadios, plazas y lugares públicos en toda América Latina. Toei Animation no ha autorizado estas demostraciones públicas y no apoya ni patrocina ninguno de estos eventos, ni nosotros ni ninguno de nuestros títulos apoyamos a ninguna institución que presente el episodio no autorizado.

“En un esfuerzo por apoyar las leyes de derechos de autor para proteger el trabajo de miles de personas y muchos sectores laborales, les rogamos que disfruten de nuestros títulos en las plataformas oficiales y las emisoras y no apoyen las proyecciones ilegales que incitan a la piratería. Sinceramente, Toei Animation Inc.”, señala el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here