Después de que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, viajara a California para observar el avance de los prototipos del muro, algunos mexicanos coincidieron en que encontrarán la forma de saltar el muro.

“¡Sí se puede!” atravesar cualquier muro, aseguran desafiantes algunos mexicanos frente a la frontera con Estados Unidos, donde ayer el presidente Donald Trump supervisara los prototipos de la nueva muralla con la que pretende seguir alejándose de México, tanto en la cartografía como en la diplomacia.

Éste es el peor momento de la relación entre México y Estados Unidos en décadas, debido a la construcción de los ochos prototipos de muros construidos en Otay Mesa, a las afueras de San Diego, que ha generado molestias entre los mexicanos.

“Pareciera que Trump quiere venir a decirnos que aquí está, que va a hacer lo que él dice de los muros”, dijo Eladio Sánchez, mexicano de 30 años que desde hace 22 vive en un humilde barrio a escasos metros de la frontera.

“Primero pusieron la valla metálica, luego la malla con púas, y ahora los nuevos muros que piensan poner. Cada vez le van añadiendo más, cada vez más altos”, lamenta, al contemplar los prototipos desde lo alto de la barda de su casa de ladrillos color gris.

Se estima que el muro tendría un costo de 20 mil millones de dólares. Según Sánchez, quien ha cruzado varias veces la frontera de manera ilegal, el prototipo más complicado de cruzar es el que es un copete de rejas con picos.

“Igual sí se puede cruzar, ´nomás´ que está un poquito complicado, pero siempre le busca uno la manera de cómo brincar. Por la necesidad, no es que uno quiera”, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here