El proyecto de elevar las alturas de construcción que están permitidas para la zona del Huajuco podría generar ganancias a corto plazo para propietarios inmobiliarios, pero provocar colapsos de las vías en la Carretera Nacional.

Actualmente los congestionamientos viales en el sur de Monterrey son un dolor de cabeza para los automovilistas, pues la Carretera Nacional cuenta solamente con tres carriles por lado para aquellos que van hacia Ciudad Victoria y los que viven en aquella zona.

Debido a los permisos, que pasadas administraciones expidieron, la zona sufrió un crecimiento inmobiliario estratosférico, lo que ha provocado que la vía se vea saturada en horas pico y fines de semana.

Hasta el momento la ley permite construcciones de hasta ocho pisos o 32 metros, pero el nuevo plan contempla que los predios mayores a 40 mil metros cuadrados puedan construir más pisos. Los desarrolladores ahora podrán construir mega torres lo que es un riesgo latente para que el tráfico aumente en la zona.

Un ejemplo de esto es San Pedro, donde se permitió la construcción de edificios que incrementaron el tráfico, sobre todo en las horas pico.

Normalmente los Municipios no obligan a los desarrolladores a plantear un proyecto para que las vías no se saturen, por lo que los espacios de estacionamiento escasean y la demanda de servicios públicos se satura.

Algunos residente de la Carretera Nacional ya denuncian un desabasto en el servicio eléctrico. Además de que existe el riesgo de la sobreexplotación del suministro de agua potable.

Aunque el incremento de densidades y alturas representa un enorme negocio para los inmobiliarios, quienes son los principales interesados, por lo que presionan a las autoridades municipales responsables para que aprueben éstas medidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here