Dos monaguillos, como parte de una broma, agregaron mariguana al incensario, para celebrar la misa por la Epifanía del Señor, en la catedral de Santiago de Compostela, en España, por lo que fueron detenidos.

De acuerdo a medios locales, los feligreses notaron un olor extraño después de que el recinto se llenara de humo.

Al finalizar la misa, dos de los monaguillos fueron detenidos por la Policía al confirmar que había sido mariguana lo que habían usado, aunque horas después fueron liberados.

“Fue una broma que se nos ocurrió durante la fiesta de Fin de Año, compramos medio kilo (de droga) y lo metimos dentro del botafumeiro. Seguro que la gente ha salido de la Catedral más contenta que nunca”, confesó uno de ellos.

Aunque no se les acusó de ningún cargo, ya no podrán ayudar a la iglesia dentro de las funciones sagradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here