Prometió que si buscaba la presidencia dejaría la gubernatura y no lo cumplió.

Justamente hace un año el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, prometió que si se postulaba para competir por la presidencia renunciaría a la gubernatura, pero no lo cumplió.

“Si yo me postulo renunciaré al Gobierno y no regresaré si no gano la presidencia”, aseguró el 30 de septiembre de 2016.

No obstante, ayer el “Bronco” no renunció sino todo lo contrario, pidió al Congreso local una licencia de seis meses para poder ausentarse de su puesto y luego regresar si pierde los comicios.

Después de esto, usuarios de las redes sociales comenzaron a criticar al gobernador de Nuevo León, pues cuando estaba en campaña prometió que no iba a “chapulinear”.

“El chapulineo es inmoral no puedes dejar abandonada tu responsabilidad, no puedes hacerle eso al Estado”. tuiteó en el 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here