Japón sufrió este domingo un fuerte sismo de 6.1 grados, el cual dejó al menos tres víctimas fatales (entre ellas una niña de 9 años) y aproximadamente 217 heridos, informó el Gobierno nipón.

El movimiento telúrico se registró a las 07:58 horas (horario local) y tuvo su epicentro en la prefectura de Osaka, a 500 kilómetros de Tokio.

El sismo provocó el derrumbe de varios edificios en Osaka y Takatsuki, además de la suspensión del servicio de energía eléctrica, el del tren bala y el cierre momentáneo del aeropuerto Kansai.

Afortunadamente los quince reactores nucleares que se ubican en la región afectada por el terremoto no sufrieron daño alguno.

Las autoridades japonesas continúan con las labores de atención a la población y se mantienen en alerta ante posibles réplicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here