Los vecinos ruidosos de Nuevo León tendrían sanciones más severas que incluso podrían llegar a la cárcel, de acuerdo con la propuesta del diputado panista Jesús Ángel Nava.

El legislador presentó una iniciativa de ley que propone de dos meses hasta cinco años de prisión para los ruidosos.

“Si comete delito de emisión de ruido en zonas habitacionales, toda aquella persona que dentro o fuera de su domicilio emita ruido de música, además de actividades industriales incompatibles, también perifoneo que superen los 55 decibeles”, indicó el legislador.

La iniciativa fue presentada en la Oficialía de Partes del Congreso local y será sometida a revisión en la próxima Legislatura.

Junto con las penas de cárcel, a los ruidosos se les aplicarían multas de los 2 mil hasta los 17 mil pesos.

Nava agregó que para presentar una denuncia formal se debe contar con pruebas que señalen que el sonido rebasa los decibles permitidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here