Después de que se cumplieran dos años de que el Estado comprara cobertores a un precio elevado, la Diputada local Gloria Treviño aseguró que los ciudadanos siguen a la espera de que se castigue a los culpables.

La compra de cobijas por 30 millones, conocida como cobijagate, generó un alto costo a las finanzas públicas y no ha sido repuesto de ninguna forma, aseguró la diputada priista.

La compra irregular de 200 mil cobertores, que se dio a conocer en febrero del 2016, sólo fue castigada con una multa al ahora ex Subsecretario de Administración, Rogelio Benavides Pinto, quien renunció ese mismo mes, y al todavía director de Adquisiciones, Gonzalo Padilla.

Ahora que Manuel González asumirá la gubernatura interina, debido a la licencia que pidió Jaime Rodríguez para contender en las elecciones del 2018, la diputada le pide que continúe con la investigación hasta dar con los responsables.

“Ya hasta este Gobernador (Jaime Rodríguez) se fue y no pasó nada”, dijo Treviño, “estamos confiando que el Gobernador sustituto haga historia y que quienes tuvieron que ver en esta simulación puedan estar tras las rejas”.

También hizo un llamado a la Fiscalía Anticorrupción para que vuelvan a analizar el caso y que se considere a otros funcionarios que deberían ser inhabilitados por haber sido partícipes del “cobijagate”.

“Parece que estamos midiendo con leyes y con una vara diferente a los funcionarios actuales y a los funcionarios de la Administración anterior”, señaló Treviño.

Puntualizó que no es una situación de los Diputados, que es de los ciudadanos, por lo que espera que el Gobernador sustituto y el todavía Subprocurador Anticorrupción (Ernesto Canales) sepan que hay mucho que hacer y que castiguen a los verdaderos responsables.

La Diputada, que pertenece a la Comisión de Vigilancia, aseguró que el Congreso no se va a olvidar del tema y seguirán presionando hasta que el Gobierno estatal de una solución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here