Dentro de la caravana se encontraban niños, personas de edad avanzada y con capacidades especiales.

Hace unos minutos arribó a terreno mexicano la tercera caravana migrante de centroamericanos, uno de los grupos más nutridos puesto que se estima que está integrada por cerca de 5 mil personas, la mayoría de ellos salvadoreños.

El drama de la llegada

Si bien algunos de los migrantes estallaron en júbilo al poder cruzar el peligroso río Suchiate, otro más llegaron a tierra a punto del colapso.

Y no es para menos, la travesía a pie desde El Salvador hasta la frontera con México y posteriormente el cruce del río se vuelve una jornada extenuante.

Resaltó dentro del nutrido grupo de migrantes la presencia de mujeres, niños, adultos mayores y hasta personas con capacidades, como un señor con prótesis en una de sus piernas.

Te puede interesar: Batallón de 15 mil soldados podría proteger frontera contra caravana migrante

Los primeros en cruzar a territorio mexicano ayudaron al resto de sus compañeros, sobre todo a los que se veían en peor estado físico, mediante el uso de cuerdas o apoyándolos cargando sus pertenencias.

Las escenas de la llegada fueron en verdad dramáticas.

Cero respuesta de autoridades mexicanas.

En el sitio hubo varios activistas y reporteros, pero quienes brillaron por su ausencia fueron las autoridades mexicanas.

Ni agentes del Instituto Nacional de Migración, ni elementos militares estuvieron presentes, solo una patrulla de la Policía Federal que a distancia observó el arribo de los centroamericanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here