Volaris manifestó que si bien no se encontró ningún artefacto sí encontraron “mensajes amenazantes”.

Anoche se presentó una situación de urgencia en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tras recibirse una amenaza, en la que se indicaba que había un artefacto explosivo en un avión de la empresa Volaris.

Se trataba del vuelo 965 procedente de San Antonio, Texas, con destino a la capital del país.

Por este motivo se activaron los protocolos de seguridad, causando el pánico entre pasajeros y tripulación.

Como parte de los protocolos, la aeronave en cuestión permaneció por varias horas detenida en una zona del AICM, mientras personal especializado realizaba las revisiones de la aeronave.

“Estamos en el aeropuerto de la CDMX y ya tenemos una hora arriba del avión y no nos dejan bajar”, publicó en Twitter una pasajera identificada como‏ @dinasa79.

Fue después de dos horas cuando se dio la evacuación de los 176 pasajeros y 6 tripulantes.

En tanto, las autoridades no encontraron ningún artefacto explosivo, aunque Volaris sí recalcó que se “localizaron mensajes amenazantes”, sin especificar en qué plataforma o lugar los encontraron, ni el contenido de los mismos.

“Aunque no se encontró artefacto explosivo, si se localizaron mensajes amenazantes. No actuar es permitir que esto continúe sucediendo”, detalló la aerolínea en una publicación de Twitter.

Cabe señalar que no sino 4 horas después cuando la totalidad de los pasajeros pudieron abandonar el aeropuerto, muchos de los cuales narraron que el personal de sobrecargo entro en crisis y esta se contagió a varios de los usuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here