En el centro de Monterrey se encuentra una enorme plaza que ha servido como punto de convivencia, lugar para protestar públicamente y también para festejar en grande victorias deportivas: es la Macroplaza.

La también llamada “Gran Plaza” tiene su origen en 1982, cuando el gobernador de Nuevo León de ese entonces, Alfonso Martínez Domínguez, buscó cambiarle el rostro a esa zona del centro de la ciudad.

macroplaza-construccion
Así lucía la ciudad antes de la construcción de la Macroplaza, al fondo y al centro la Plaza Zaragoza (sin el Palacio Municipal) y a la derecha el Condominio Acero.

Te puede interesar: La historia de los “Ojos de Santa Lucía”

Así, el mandatario estatal tomó una decisión radical: derrumbar todas las construcción que se encontraban entre las Plaza Zaragoza y las calles, Zaragoza, Zuazua y el Palacio de Gobierno, para construir ahí una plaza de enormes dimensiones, a la cual se refería como “La gran plaza de palacio a palacio”, sin embargo pesó más la voz popular que la llamaba la Macroplaza.

La decisión fue (y sigue siendo) polémica, ya que se tuvo que negociar con los vecinos para comprarles sus propiedades y reubicarlos. Aproximadamente 283 familias y 310 locales comerciales resultaron afectados.

Macroplaza-construccion

Te recomendamos: El Túnel de El Obispado: ¿mito o realidad?

Macroplaza-construccion

Pero también el proyecto fue controversial porque implicó acabar con una parte importante del patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad.

En efecto, ahí se encontraban casonas que databan del siglo XIX y principios del siglo pasado, así como edificios icónicos como el bellísimo Cine Elizondo.

Finalmente la decisión gubernamental se impuso y las demoliciones se dieron en masa. El centro de la ciudad parecía zona de guerra o desastre.

macroplaza-construccion-4

Te recomendamos: El “adiós” del Penal del Topo Chico

Ya para 1984 la Macroplaza tomó forma: una enorme plancha de cemento con jardines y fuentes que abarcaba del Palacio Municipal al “Palacio de Cantera”

macroplaza

En total la Macroplaza abarca 40 hectáreas y se encuentra entre las 10 plazas más grandes del mundo.

MAcroplaza

Los puntos que más destacan son la “Fuente de la Vida” (o “Fuente de Neptuno”), el Faro del Comercio, el quiosco, el Teatro de la Ciudad, la Biblioteca “Fray Servando Teresa de Mier” y la Explanada de los Héroes.

La Macroplaza es utilizada como sede de eventos masivos, tanto artísticos, políticos y de toda índole, formando así parte importante de la identidad de la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here